30 diciembre 2013

Grecia

Una ánfora es un recipiete de gran tamaño con dos asas y un largo cuello estrecho. Las primeras ánforas se vieron por vez primera en las costas del Líbano y Siria.
Éstas piezas las empleaban los antiguos griegos y romanos como medio de transporte y para almacenar uva, vino, aceite de oliva, cereales, pescado y otros productos básicos.

1 comentario:

  1. Estos dedales fueron unos de los primeros en llegar a mi colección

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita